sergio rodriguez portafolio

TEXTOS DE LA EXPOSICIÓN: SERGIO RODRÍGUEZ  INSTALACIÓN / ESCULTURA / ARTE-OBJETO
Museo Metropolitano De Monterrey
19 de Junio del 2002

1

Si el don especial del mago es convertir lo temporal en eterno, nosotros tenemos el privilegio de contar con un gran mago, Sergio Rodríguez.

Poseedor del codiciado y tan buscado secreto de la alquimia, Sergio transforma en su creación todo metal inferior en oro, sorprendiéndonos cada vez con piezas únicas que nos abren los ojos a descubrir la belleza de lo cotidiano y aprender a ver un mundo diferente.

Su obra no es para todos, sólo es para aquellos espíritus sensibles abiertos a la magia y que viven con el ardiente deseo de que la fantasía no los abandone jamás.

Xavier López de Arriaga / Director Centro de las Artes-Cineteca

2

Sergio Rodríguez:
Es un mago, transforma la mirada,
crea en espacios vacíos  piezas mágicas,
deja un eco en el espíritu que nos toca,
nos hace sentir, pensar y bendecir a Dios.

Ana Montes De Oca de Zablah / Escultora

3

En esta vida moderna estamos rodeados de objetos, muchos de los cuales ya ni
siquiera vemos, tan cotidianos son. Sergio Rodríguez los rescata y al
transformarlos en módulos los utiliza como elementos a los que asigna una
función totalmente diferente de la que originalmente estaban destinadas,
para crear objetos que gritan su presencia por lo imprevisto de su escala y
por su luz interna.

Sergio Rodríguez impacta en dos escalas, la monumental en la que, como Claes
Oldenburg, crea escultura monumental inspirándose en objetos cotidianos, y
la pequeña en la que, al acercarse a la pieza, ésta permite que cada módulo
siga con su vida propia. De cerca las botellas no dejan de serlo, los
zapatos se distinguen, los vasos desechables aún tienen presencia.

Con una combinación de gran sentido del humor con seriedad, nos ofrece un
espacio para ponderar y volver a observar nuestro entorno, pensar en la
utilidad de los objetos que utilizamos y al mismo tiempo en aquellos que nos
llegan directamente al espíritu, con la magia de la transformación.

Ana Thiel / Artista del Vidrio

4

La creatividad de Sergio Rodríguez es la expresión de su audacia y alegría
de vivir.  Sólo a él se le ocurriría inscribir sus esculturas gigantes y
obtener nueve Récords Guinness.

Es un artista versátil e innovador.  Tanto en sus instalaciones temáticas como en sus esculturas de formato menor,  los objetos utilitarios – materia prima de su obra- pierden su función y se transforman en inusitado arte objeto lúdico.

Sus museografías escenográficas y  nada convencionales,  parecieran envolver la obra de arte de una exposición,  creando ambientes un tanto misteriosos.  Así, no sólo
realza cada una de las piezas, sino que crea una experiencia total en el
espectador, arrancándolo del mundo cotidiano y sutilmente introduciéndolo
en un espacio mágico, que provoca la contemplación y el asombro.

Raquel Stolarski-Assael / Artista del Vidrio

5

“Las obras escultóricas de Sergio Rodríguez tienen la forma consistente que
demuestran a un espíritu armónico, la libertad que demuestra Sergio es el
atrevimiento de hacerse caso a si mismo y no intentar caer bajo la
influencia fácil de estilos o de otros artistas. El estilo de Sergio por lo
tanto como todos nosotros, somos modernos y somos antiguos, pues toda obra
artística de calidad cancela al tiempo”.

Enrique Canales / Pintor y escultor

6

De toda forma auténtica de arte, es una vía de acceso a la realidad más profunda del hombre y del mundo. Sergio Rodríguez, ESTETA de la materia que crea, transforma, innova; refleja el valor trascendente de la belleza.

Florencia Infante de Garza / Presidenta Fundación Muró

7

“Sergio Rodríguez ha sido y sigue siendo un gran colaborador del Museo del Vidrio. Un ser humano con una sensibilidad, pasión y entrega total a su trabajo. Nosotros hemos tenido la suerte de trabajar con él desde hace más de diez años y hemos siempre logrado éxito y admiración en el desempeño de su trabajo.”

Liliana Melo de Sada / Presidenta Museo del Vidrio

8

Instinto y razón. Forma y transparencia. Diseño industrial y arquitectura, son ingredientes que Sergio hábilmente combina, para crear gratificantes obsequios a nuestros ojos.

Roberto Ortiz Giacoman / Artista de la fotografía

9

Aprehender la vorágine.

A partir de objetos comunes, principalmente utilitarios y producidos en serie, Sergio Rodríguez realiza un proceso de recontextualización, casi siempre de manera monumental, obras con un soporte de incansable creatividad que fluyen entre las fronteras de lo ornamental y lo estético, en ese afán de reordenar el mundo y ofrecer belleza, donde presuntamente no la hay. Rodríguez busca aprehender la vorágine del mundo actual, en cuanto a los productos elaborados en masa y la multiplicación de imágenes, cambiar la frialdad de los materiales por medio de la calidez que implica su reuso, por eso las piezas no pasan inadvertidas.

Hernando Garza /Promotor Cultural y Dramaturgo

10

“Todo lo que podemos conocer, soñar o imaginar conforma nuestro
universo”, eso afirmó Rene Magritte, uno de los más destacados
artistas del surrealismo.
Sergio Rodríguez nos permite en sus instalaciones introducirnos a ese mundo
del que habló Magritte, al de la creatividad y la imaginación, a ese espacio
sin límites en el que las escalas se invierten, la luz se construye, los
materiales se transforman y las sombras duplican la magia de las formas.
Con elementos dislocados de su cotidianeidad Sergio construye fantasías y
con ellas nos otorga la libertad de imaginar y de soñar.

Claudia Tapia Castelo / Directora Museo Metropolitano de Monterrey

11

La fantasía de Sergio Rodríguez está acompañada de una incansable capacidad
creativa. El artista otorga nuevas e interesantes lecturas a elementos y
materiales descalificados por la tradición plástica.
Objetos industriales de uso práctico y común que  en manos del artista
transforman su cotidianeidad en magia  ubicados dentro de las instalaciones
que acogen a sorprendidos espectadores. Sergio es capaz de convertirlos
también en inquietantes esculturas de formas geométricas y orgánicas que nos
hacen olvidar la rudeza de los materiales que emplea con sus estructuras
hechas de brillos y opacidades.

Rocío Castelo / Crítica e Historiadora de Arte

12

El secreto de la obra del Checo es la contradicción. Su obra cuestiona y
expone nuestros propios límites. Es la fuerza de lo frágil. Es el artista
que confirma que la sorpresa aún existe. Para suerte nuestra.

Gerardo Nevárez / Promotor Cultural

13

Hace una  década conocí a Sergio Rodríguez. Desde entonces, el artista y amigo ha multiplicado sus creaciones, dentro y fuera del país. Jamás ha perdido su talento y menos su buen humor. Como los grandes museógrafos, parece dejar las cosas para el último momento. Entonces a punto de infarto, todo sale mejor que perfecto. Monterrey no sería igual sin Sergio, mucho menos la Navidad, cuando sus ingeniosas obras en vidrio se reparten por plazas y edificios.

He aprendido de Sergio. Hemos aprendido de Sergio. Hombre de muchas facetas, lo mismo diseña que inventa con sus manos. Por modestia, quiere pasar desapercibido.

Pero sus colegas y hermanos en el oficio sabemos mejor. Sabemos que Sergio merece el lugar que no pretende.

Miguel Ángel Fernández / Historiador y Museógrafo

14

Sin duda la naturaleza es creadora de incontables cosas, seres y formas muy bellas, los artistas siempre han sido inspirados por ella, pero quien conozca la obra de Sergio Rodriguez, misma que navega entre cristales, sueños, vapores embotellados, metales agresivos, navidades y enormes proporciones, estará de acuerdo en que la madre natura podría estar  celosa y quizá hasta lo imitaría.

Hernán Galindo / Director de Teatro y Dramaturgo

15

“En la obra de Sergio Rodríguez la relación entre la dimensión y los materiales con que explora temas de la  cotidianeidad, me lleva siempre a reflexionar sobre el frágil equilibrio en que se sustenta la vida.  En los diversos temas que ha abordado el artista como los Altares de Muertos, la celebración de la Navidad, o la Naturaleza, una constante nos muestra instalaciones colosales que se erigen, principalmente, sobre la delicadeza del vidrio. La mirada de Sergio Rodríguez  nos muestra a un creador atento a las tensiones entre la tecnología y el espíritu, que en su obra se resuelven, con plenitud expresiva, en la trascendencia de lo efímero.”

Leticia Vargas / Cineasta

16

Re-creando lo creado industrialmente con fines utilitarios, Sergio demuestra que puede trans-formar el objeto logrando un resultado que nos deja sorprendidos por su alta calidad creativa.  Gracias por darnos una nueva visión.

Rocío González de Canales / Directora Museo de Historia Mexicana

17

El trabajo museográfico de Sergio Rodríguez es sigiloso, los espacios los convierte, los transforma, los llena de él, sin ser visto.

Hoy nos invita a contemplar su propia obra. Y Checo deslumbra con su sonrisa y también con sus piezas. Hace una lectura del quehacer cotidiano con grandes esculturas, donde el juego de la luz surge desde la materia prima: botellas que transforma y nos transforman. Nos convierte en espectadores del resplandor y nos involucra en lo onírico.

Angélica Tijerina / Escritora

18

“Siguiendo la carrera de Sergio Rodríguez he podido constatar  que su
desarrollo artístico ha estado en constante crecimiento y evolución
destacando su ingenio para transformar materiales y objetos  producidos
por nuestras industrias en obras de arte”.

Carolina Sada de Viesca / Directora Planetario Alfa

19

Navega su creatividad por mares de fantasía.

“Ganas de tener 5 años de nuevo, para dejarse llevar por la vida sin mayor preocupación. Esa vitalidad contagia Sergio Rodríguez, viajero que navega gozoso entre la razón y la fantasía, a quien observa sus obras.”

Bertha Wario / Periódico El Norte

20

¡De lo en serie y en serio a lo único y lúdico!

Sergio Rodríguez transforma el producto industrial manufacturado en serie y en serio para recrearlo en una propuesta artística, a través de montajes que nos recuerdan posturas dadaístas: lenguajes y temas accesibles sin dejar de ser cuestionantes y divertidos para todos públicos.

Los orígenes y el punto de partida de “lo industrial” sin lugar a duda, es el propósito del hombre por eficientar la producción artesanal y con inventiva sustituir y entregar a la maquinaría, el esfuerzo físico del artesano. Sergio regresa los productos industriales al mundo de la creatividad y del oficio artesanal, para ofrecernos una propuesta artística muy personal y original.

Eliseo Garza / Director Centro de las Artes-Pinacoteca

textos1.jpg



Warning: Unknown: write failed: Disk quota exceeded (122) in Unknown on line 0

Warning: Unknown: Failed to write session data (files). Please verify that the current setting of session.save_path is correct (/tmp) in Unknown on line 0